El nombre de Miami proviene del río Miami, el cual a su vez proviene de los Mayaimi, que era como llamaban al lago según los Tequesta, los Calusa y los Mayaimi, estos últimos vivían cerca del lago Okeechobee.

Mayaimi significa “Aguas grandes”, y según el lingüista Julian Granberry, este idioma ya extinto estaba relacionado con el idioma Tunica.

Además, cuando Ponce de León llegó a la zona de Miami, había escrito en su diario que se había encontrado con los Chesquescha, pero no se sabe si entró en contacto con otros nativos americanos. Más tarde, Pedro Menéndez de Avilés y sus hombres dejaron escrito que habían entrado en contacto con los Tequesta en la zona que hoy conocemos como Miami.